¿Por qué mi página web no se posiciona en Google?

Fecha

12 febrero 2024

En un mundo digital cada vez más competitivo, tener una página web de calidad no es suficiente para asegurarse una buena visibilidad online.

La posición de una página web en los resultados de los motores de búsqueda depende de varios factores que deben conocerse y optimizarse para mejorar el posicionamiento y aumentar el tráfico orgánico. En este artículo veremos cuáles son los principales aspectos que influyen en el posicionamiento de una página web y cómo mejorarlos con una estrategia SEO eficaz.

Qué significa posicionar una página web

Posicionar una página web en los resultados de los motores de búsqueda es un proceso crucial en el panorama digital puesto que determina la ubicación más alta o más baja de la página en relación con las necesidades específicas de los usuarios. Esto afecta considerablemente a la visibilidad de la página y la cantidad de tráfico orgánico que recibe.

La posición de una página depende de una serie de factores como la presencia estratégica de las palabras clave, la calidad y la originalidad del contenido y la autoridad del sitio web.

Los usuarios tienden a dar más credibilidad a los sitios web que aparecen en las primeras posiciones, puesto que los perciben como más acreditados y fiables. Por consiguiente, un buen posicionamiento no solo aumenta el tráfico hacia el sitio web, sino que además puede contribuir a mejorar la reputación en línea y la percepción de la marca.

Asimismo, el posicionamiento es crucial para la atracción de visitantes cualificados y realmente interesados en el contenido que ofrece la página. De esta forma, se podrá atraer a un público más propenso a interactuar con la página y a llevar a cabo acciones deseadas, como comprar productos o solicitar información.

Cómo funcionan los motores de búsqueda

Los motores de búsqueda son enormes contenedores que almacenan miles de millones de páginas web. Cuando un usuario teclea una búsqueda, llamada «consulta», los motores de búsqueda recurren a procesos específicos para escanear rápidamente su colección de páginas y hallar las más relevantes y de calidad con respecto a la búsqueda efectuada.

Su funcionamiento es un proceso complejo que comporta varias fases que van de la recogida de datos hasta la presentación de los resultados a los usuarios.

Ante todo, los motores de búsqueda emplean programas llamados rastreadores o arañas para explorar la web y recoger información en las páginas disponibles. Esto permite navegar a través de enlaces presentes en las páginas web visitando constantemente nuevos sitios y actualizando la información en las bases de datos del motor de búsqueda.

Una vez recogidos los datos, los motores de búsqueda proceden a indexar las páginas. Durante este proceso, se extrae información significativa como palabras clave, títulos, descripciones y enlaces para ordenar sucesivamente las páginas en los resultados de búsqueda.

La clasificación de las páginas en los motores de búsqueda es el resultado de algoritmos sofisticados que evalúan la pertinencia y la calidad del contenido con respecto a las necesidades de los usuarios.

Con los años, los motores de búsqueda han ampliado los factores considerados para esta clasificación y tienen en cuenta aspectos como la pertinencia del contenido, la usabilidad del sitio web, factores técnicos, pero también, y sobre todo, vinculados a la experiencia de usuario.

Actualmente, el posicionamiento de una página depende de una amplia gama de elementos, incluyendo factores offsite y factores onsite, además de aquellos técnicos y de contenido. El reto principal consiste en optimizar la participación y en ofrecer una experiencia de usuario de primera calidad. Por tanto, los algoritmos de los motores de búsqueda se actualizan constantemente a fin de ofrecer resultados de búsqueda cada vez más relevantes y eficaces.

Cómo elegir las palabras clave correctas

Las palabras clave son los términos o las frases que los usuarios introducen en los motores de búsqueda para hallar información específica. Adoptar una estrategia SEO eficaz significa poder identificar las palabras clave pertinentes para el sector en cuestión y para el contenido del sitio web a fin de maximizar la visibilidad y la atracción de tráfico orgánico.

Para optimizar el proceso de elección de las palabras clave es necesario tener en cuenta estos aspectos principales:

1.      Análisis de la intención de búsqueda del público objetivo de referencia:

-          Identificar los temas más relevantes del sector en cuestión.

-          Comprender las exigencias y las preferencias del público objetivo al cual nos dirigimos, prestando atención a la intención de búsqueda del usuario, que puede ser de tipo informativo, de navegación, comercial o mixta.

2.      Análisis de los grupos de palabras clave principales y de cola larga:

-          Analizar la competitividad de las palabras clave para afinar aún más en la clasificación.

-          Tener en cuenta el nivel de competencia para elegir y planificar las palabras clave más estratégicas a fin de obtener un buen posicionamiento.

-          Utilizar herramientas de búsqueda específicas para obtener datos precisos sobre el volumen de búsqueda, la competitividad y las sugerencias de palabras clave relacionadas.

-          Observar y analizar las estrategias de palabras clave de los competidores para identificar las que están obteniendo mayor éxito.

-          Utilizar esta información para la toma de decisiones en materia de optimización de las palabras clave.

3.      Análisis del nivel actual de visibilidad y competitividad:

-          Utilizar herramientas de búsqueda de las palabras clave como Google Keyword, Planner, SEMrush, Ahrefs y Moz, fundamentales para determinar el volumen de búsqueda de cada palabra.

-          Concentrarse en palabras clave con un volumen de búsqueda significativo para indicar una demanda efectiva por parte de los usuarios.

Elegir las palabras clave correctas exige, por tanto, un enfoque estratégico basado en el análisis detallado del sector, del público objetivo y de la competencia. Con una investigación adecuada de palabras clave y una comprensión general del contexto, es posible aumentar la visibilidad y el éxito de la página web.

Cómo optimizar la página web para las palabras clave

Optimizar una página web para las palabras clave requiere un enfoque completo que abarca distintos aspectos de la estructura y del contenido de dicha página.

Para mejorar la visibilidad de una página es fundamental:

-          Introducir la palabra clave principal en el título, para llamar la atención de los usuarios y de los motores de búsqueda.

-          Organizar el contenido de la página de manera estratégica, utilizando los encabezados para subdividir el texto en secciones lógicas y ordenadas, que faciliten la lectura y eviten el efecto «muro de texto».

-          Integrar las palabras clave de manera natural dentro de estas secciones, para descartar una repetición excesiva que pueda ser penalizada por los motores de búsqueda.

Además de la correcta introducción de las palabras clave, es importante seguir algunas buenas prácticas SEO on-page para garantizar una mejor optimización de la página a nivel global. Esto permite organizar el contenido de una forma lógica y clara, que ayude tanto a los usuarios como a los motores de búsqueda, y crear contenido original y relevante, evitando duplicados nocivos para el posicionamiento.

Cómo aumentar la popularidad y la autoridad de la página web

Para incrementar la popularidad y la autoridad de la página web es fundamental centrarse en las estrategias SEO off-page. Esto comporta la construcción de un perfil de enlaces sólido, conseguir que se comparta y se interactúe en las redes sociales a fin de promover el contenido, y fomentar las opiniones positivas de los usuarios. Estas acciones no solo mejoran la visibilidad de la página web, sino también su credibilidad frente a los motores de búsqueda y a los usuarios, lo que contribuye a consolidar su posición tanto en el mercado en línea como fuera de él. De hecho, es importante actuar también en el mercado tradicional, a través de actividades de branding eficaces que promuevan la búsqueda de la marca en los motores de búsqueda y generen tráfico hacia la página.

El IED ofrece cursos de formación que apuntan al desarrollo de competencias específicas en términos de comunicación web y experiencia de usuario. El objetivo consiste en proporcionar a los profesionales las habilidades necesarias para crear interfaces intuitivas y contenido digital eficaz en el mercado digital.

 

Podría interesarte: